miércoles, 17 de junio de 2015

Partido Popular: el que salió a buscar un poco de piel...



El Partido Popular salió a buscar un poco de piel y regresó con un abrigo de visón. La arrogancia de sus líderes, el elitismo de sus dirigentes, la chulería de sus portavoces y la impasibilidad de su líder han transformado al Partido Popular en un partido antipático.

Más que antipático, el partido popular ha acabado resultando insufrible, porque, a pesar del diagnóstico de Floriano en un spot protagonizado -paradójicamente- por algunos de los exponentes de la máxima repelencia pepera, no acaba de encontrar la piel.

La desconexión del partido que más poder autonómico, municipal de y de gobierno ha acaparado de desmoronaba a golpe de mayorías absolutas que se transformaron en apisonadoras “democráticas”. Ordeno y mando, negación de las evidencias, recortes que le quietaban el pan bimbo de la mesa a los más necesitados mientras la "caja B" estaba a reventar, aquel “Bárcenas, sé fuerte”, el famoso “finiquito en diferido”, y la explosión de la trama Púnica han dejado al descubierto las vergüenzas de un partido que, además de estar hundido en la corrupción, es, sobre todo, impopular, porque la gente no aguanta ni esos atracos, ni esos modos.

Rajoy ha tenido que apagar el puro y a regañadientes anda buscando nuevas caras para ver si puede hacer una nueva campaña publicitaria. ¡Ojalá que no sea como aquella sobreactuación de Soraya -con lágrima incluida- ofreciendo viviendas a las familias desahuciadas que nadie se creyó!

No os falta sólo piel. Os falta corazón, sensibilidad, afabilidad y buenos modales. Lo mejor de la campaña a las municipales del PP ha sido conocer a Pekas, el perro de la Aguirre. Y os quedan 5 meses…



A lo mejor alguna de las vírgenes que no han podido con el desempleo os echa un capote para las generales…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.